Menú de navegaciónMenú
Categorías

La mejor forma de Aprender Programación online y en español www.campusmvp.es

?id=f866c524-1972-405a-b575-268a81e5b009

Las principales ventajas de aprender a programar en varios lenguajes o plataformas

¡Hola! Ya que estás aquí, probablemente te estés preguntando por qué es realmente tan provechoso el aprendizaje de uno o más lenguajes de programación. "¿Qué beneficios saco yo?", te preguntarás. No temas, como probablemente ya sospechas, tiene sus ventajas.

Fíjate que en el párrafo anterior hablo de aprender a programar en más de un lenguaje. No desesperes, Roma no se construyó en un día, pero crecerás mucho más a nivel profesional y tendrás más poder sobre tu destino si dominas más de una tecnología de desarrollo.

Desde una óptica más materialista y pragmática (no nos engañemos la formación para la mayoría de los mortales no es más que un puente hacia un mejor puesto de trabajo y un mejor salario), aprender a programar en varios lenguajes tiene ventajas profesionales indudables.

Además, desde un punto de vista más idealista e incluso altruista si se me permite, saber programar tiene cada vez más, una serie de ventajas sociales y culturales que casi nadie menciona cuando se empieza, y que uno va descubriendo a medida que avanza en la profesión.

A continuación vamos a profundizar en las ventajas profesionales, personales y sociales de aprender a programar en varios lenguajes de programación.

Beneficios personales

Foto ornamental, hombre joven sonriendo feliz, por Bruce Mars, CC0

Felicidad profesional = felicidad personal

Antes de entrar en materia, me gustaría aclarar una cosa: en un altísimo porcentaje de los casos la felicidad personal viene determinada por la felicidad profesional. Es decir, si lo pasas mal en el trabajo te afectará irremediablemente en tu vida personal.

No conozco a nadie que todos los días lo pase fatal en el trabajo con sus jefes y compañeros de 8 de la mañana a 5 de la tarde, y que eso no le pase factura de 5 de la tarde a 7 de la mañana. Te puede gustar más o menos tu trabajo, pero si sufres y lo pasas mal, es imposible que no te afecte en tu ámbito personal y familiar.

Evidentemente puedes tener un trabajo duro a nivel físico o mental, pero si hay un buen ambiente con los compañeros y tienes cierta complicidad con las personas con las que trabajas, todo se hace más llevadero y es más fácil ser feliz.

Lo ideal es que te guste tu trabajo, pero eso sí que ya es más difícil de conseguir puesto que depende de muchos factores que, en algunos casos, escapan de nuestro control. En programación, para llegar a ser bueno, realmente te tiene que gustar, pero de eso ya hemos escrito en el pasado.

Beneficios profesionales

Estudiar y aprender varios lenguajes de programación te ayudará a ser mejor en tu trabajo, ganar más dinero, y por lo tanto ser un ciudadano más feliz, más satisfecho e informado, dado que tendrás el poder de:

  • Elegir el lenguaje/plataforma más apropiado para cada tipo de proyecto o tarea. Los lenguajes de programación te permiten expresar tareas computacionales de diversas maneras. Algunos hacen un gran trabajo expresando algunos tipos de tareas y hacen un trabajo terrible en otros. Los mejores programadores saben elegir la mejor herramienta para un proyecto determinado.
  • Aprender nuevos lenguajes de programación más fácilmente. Pensar en términos de conceptos independientes del lenguaje de programación (por ejemplo, tipos, secuenciación, iteración, selección, recursión, concurrencia, subrutinas, paso de parámetros, nomenclatura, alcance, abstracción, herencia, composición, encapsulación, etc...) en lugar de en las construcciones sintácticas de un lenguaje en concreto, hace posible que uno se adapte a cualquier entorno de programación de forma más rápida y sencilla.
  • Ser más productivo. Si conoces bien varios lenguajes y/o plataformas, al final acabas entendiendo mejor el funcionamiento de todos ellos, cómo han sido concebidos y diseñados (ya que siempre se tiende a comparar unos con otros y se establecen paralelismos y diferencias, de forma casi natural e intuitiva). Te permitirá saber, con tus herramientas de desarrollo habituales, como:
    • elegir la mejor manera de hacer una tarea determinada
    • utilizar algunas de sus no tan obvias y potentes características
    • simular características útiles (y potentes) de otros lenguajes y saber si otro lenguaje carece de ellas
    • escribir código limpio y elegante
    • entender las funciones ocultas o misteriosas
    • entender los mensajes de error raros
    • entender y diagnosticar comportamientos inesperados
    • entender las implicaciones de rendimiento al hacer las cosas de una forma determinada
    • usar el depurador de errores de forma más efectiva
  • Muchas formas de hacer lo mismo. A medida que vas aprendiendo a programar, descubrirás progresivamente nuevas formas fascinantes de hacer las cosas que nunca antes te habrías imaginado. Nunca se aprende a programar del todo. Llegarás a comprender en profundidad cosas como la correspondencia de patrones, la inferencia de tipos, los cierres, los prototipos, la introspección, la instrumentación, la compilación en tiempo de ejecución, las anotaciones, los decoradores, las anotaciones, la memorización, los trazos, las mónadas, las expresiones regulares, los proxys, la memoria de las transacciones, entre otras muchas cosas que tienden a infinito.
  • Ganar más dinero. Sí, ganar dinero es una meta importante para todos (nadie trabaja gratis), y dominar varios lenguajes o plataformas puede tener un impacto significativo en este sentido.
  • Más allá del trabajo de programación. Saber programar tiene muchos beneficios profesionales al margen de la programación, ya que te estructura la mente de tal forma que entrenas capacidades muy demandadas en el mercado laboral, tales como la resolución de problemas bajo mucha presión o la organización y gestión del trabajo en forma de microtareas, entre muchas otras. Si no quieres programar toda la vida y quieres orientar tu carrera profesional hacia la gestión u otro campo, la mente analítica de programador será uno de tus mayores activos.

No importa cuál sea tu profesión, ocupación o experiencia, las destrezas de programación son útiles para cualquiera. No es lo mismo, por poner un ejemplo, saber de contabilidad y trabajar de contable, que saber contabilidad, saber programar y trabajar de contable. El abanico de posibilidades profesionales en el segundo caso se amplía muchísimo. Y ya no digamos si trabajas como profesional de la programación y tienes ganas de emprender.

Hay muchos desarrolladores que ponen en práctica sus habilidades de programación como autónomos, creando software para otras empresas. Otros utilizan sus capacidades para dar vida a sus propias ideas empresariales. Hoy en día, por ejemplo, muchos de los fundadores de nuevas empresas que han tenido éxito son perfiles que vienen del ámbito de la programación.

Para muchos, el sueldo es la mayor ventaja de trabajar como programador por cuenta ajena. Para otros, es una puerta hacia el emprendimiento y sentirse autorrealizados liderando sus propios proyectos. Pero al final, las motivaciones son lo de menos: lo cierto es que es un campo que te permite el lujo de cobrar un sueldo mejor que la media y que te permite entrar en el mercado con tu propia propuesta, sin tener que invertir mucho dinero ni tener que depender de muchos recursos físicos como pasa en otros muchos sectores y negocios.

Otras ventajas transversales que te aporta saber programar

Imagen ornamental, una figura de Superman de Lego, por Esteban López, CC0

Aprendes más rápido cosas nuevas en general

Está comprobado que aprender cosas nuevas todo el rato (la programación exige hacerlo de por vida) puede ayudarte a mejorar en otras materias no relacionadas en las que tengas interés.

En programación, como he comentado arriba, se aprende a dividir un problema grande en problemas más sencillos y a utilizar un lenguaje que la máquina entienda para crear de forma lógica un programa de software.

Al hacerlo, desarrollas una cierta mentalidad para abordar problemas y procesar grandes cantidades de información que es necesaria para conquistar cualquier tema nuevo. En otras palabras, aprendes a ver los problemas desde una perspectiva más amplia y te adaptas a trabajar a través de las frustraciones de chocarse con las paredes para resolver problemas.

Es muy importante aprender a pensar antes de aprender cualquier otra cosa. Aprender a programar es mucho más que simplemente aprender un lenguaje de programación: consiste en crear una mentalidad activa y productiva hacia la resolución de problemas que afectarán positivamente a cualquier nuevo esfuerzo intelectual que emprendas.

Transformar el entorno en el que vives

No tienes que crear un Facebook o un Amazon para transformar el mundo en el que vives.

Todos tenemos ideas sobre cómo hacer progresos en la sociedad, ya sea en nuestra vida personal, en nuestro entorno laboral o desde un punto de vista global. La mayoría de las veces, carecemos de las herramientas tecnológicas para transformar esas ideas en un proyecto tangible que pueda ser ejecutado.

Aprender a programar nos proporciona la capacidad de desarrollar personalmente los proyectos que se ajusten a nuestra visión, sin que se pierdan en la interpretación al comunicarlo a otro programador.

Muchas de nuestras ideas son sueños locos sobre los que nadie hace nada porque no entendemos las capacidades de las herramientas que tenemos a nuestra disposición. Entender cómo construir un sitio web o desarrollar un programa o una app móvil es un gran paso hacia el logro de esos sueños.

Ventajas para socializar

Aunque muchas veces en el imaginario colectivo se asocia a los programadores con la imagen de seres solitarios que rehúyen los actos sociales, al final todos somos personas y necesitamos vivir en sociedad o tener tiempo para hacer cosas con las personas afines.

Aprender a programar tiene un efecto positivo en tu vida social, ya que te puede proporcionar una puerta de salida para interactuar con el resto del mundo, así como con las personas cercanas a ti. Desarrollas la facultad de crear aplicaciones y sitios web para cosas que te importan y que quieres compartir.

Te dotas de las herramientas necesarias para crear una plataforma en la que las personas que comparten tus intereses o ideas puedan reunirse, ya sea en base a un producto, servicio o una idea.

La flexibilidad de la programación también rompe los límites de tener que trabajar en un horario de oficina estricto. Desde el caso extremo de muchas personas que se convierten en autónomos de éxito y viajan por el mundo (todo mientras trabajan desde sus portátiles) hasta simplemente el trabajo remoto por objetivos que otorga una gran flexibilidad en tu vida diaria.

Mejora la autoestima y la confianza en uno mismo

Uno de los mejores sentimientos del mundo es saber que has logrado algo grande o que tienes la habilidad de llevar a cabo algo realmente complejo. ¡Aprender a programar te da esa emoción y poder!

En última instancia, la confianza en uno mismo aumenta a medida que tu capacidad para abordar cualquier problema tecnológico se convierte en la misma que la de un superhéroe.

El hecho de entender cualquiera de las tecnologías más importantes de tu época te pone en una posición muy ventajosa y te hace sentir importante ya que el mundo que te rodea depende de esas tecnologías.

Tú entiendes cómo funciona el mundo y en qué medida se puede resolver un problema en particular - y tienes las habilidades para abordar el problema.

Ese ha sido probablemente el motivo del surgimiento de tantas startups, es decir, la posibilidad de disponer de programadores que puedan traducir conceptos en productos reales y funcionales.

Conclusión

Aprender a programar influye positivamente en todas las esferas de tu vida y te da energías renovadas para perseguir las metas que quieres en la vida.

Muchas personas piensan que este impacto positivo se limita a mejorar las habilidades tecnológicas y la capacidad de usar un ordenador, pero es mucho más que eso. Saber programar y hacerlo bien es un cambio radical en la vida de cualquier persona.

Si estás empezando y quieres aprender a ser mejor programador, consulta nuestro catálogo de cursos. ¡Puede que te enganches!

Manuel A. Lores Manuel A. Lores González es licenciado en Derecho, especializado en la modalidad económico-empresarial. Tiene mucha experiencia como formador de trabajadores en activo y también como técnico de marketing en empresas del sector del software. En los últimos años además se ha especializado en la creación de contenidos para diversas publicaciones online. Ver todos los posts de Manuel A. Lores
Archivado en: DevFacts

¿Te ha gustado este post?
Pues espera a ver nuestro boletín mensual...

Suscríbete a la newsletter

La mejor formación online para desarrolladores como tú

Comentarios (1) -

Luis Yanez
Luis Yanez

Simpremente es así, totalmente de acuerdo con cada palabra. Excelente!!!

Responder

Agregar comentario

Los datos anteriores se utilizarán exclusivamente para permitirte hacer el comentario y, si lo seleccionas, notificarte de nuevos comentarios en este artículo, pero no se procesarán ni se utilizarán para ningún otro propósito. Lee nuestra política de privacidad.