Menú de navegaciónMenú
Categorías

La mejor forma de Aprender Programación online y en español www.campusmvp.es

?id=0a858137-2b34-4c8a-b27a-fd99ae2f6340

Cómo reciclarse para ser programador (en una profesión con prejuicios en temas de edad)

Imagen ornamental de un cartel de neón con la palabra Change en inglés, por Ross Findon en Unsplash, CC0

En mi empresa solemos contratar a personas que ya tienen experiencia laboral y muchas veces "una cierta edad". Ello es debido a que tenemos una cultura orientada a objetivos, a tener autonomía y a teletrabajar. Alguna vez sí que contratamos gente muy novata, pero con las premisas anteriores, no es el mejor entorno para la incorporación de personas que aún no han aprendido a trabajar, por muy formados que estén. También es cierto que nunca hemos contratado a un perfil de programador reciclado, es decir, una persona que tras trabajar en otra cosa decide hacerse programador y no tiene experiencia en ese ámbito.

La verdad es que jamás hemos recibido un CV de una persona que, por ejemplo, antes era contable y tras una crisis profesional se ha hecho programador y empieza a buscar trabajo de eso.

El hecho de llevar más de 15 años trabajando en una empresa de desarrollo y nunca haberme encontrado con un perfil así me lleva a la siguiente reflexión: ¿Es posible reciclarse en programador cuando ya has superado la barrera de los 35-40 años de edad (o más)? Yo creo que sí, y por eso me he decidido a escribir este artículo.

No es fe, lo he visto pero en otro contexto

Conozco casos de personas que, por mencionar un caso bastante común, trabajando en una fábrica con temas de componentes industriales o electrónicos o de otro tipo acaban aprendiendo a programar para resolver una necesidad de la propia empresa, y terminan convirtiéndose en programadores porque generan mucho más valor desempeñando esa función, incluso comercializando dichas soluciones a otras empresas del sector.

¿A dónde quiero llegar con todo esto? Fácil. Creo que es posible reciclarse y convertirse en programador si la motivación es lo suficientemente fuerte para hacerlo. El proceso obviamente no es fácil, tienes que reinventarte como profesional (normalmente después de una crisis, primero profesional y luego personal o a la inversa), y encontrar la suficiente energía y fuerza de voluntad para afrontar el reto y romper con tus propios prejuicios ante todo.

Con mi experiencia trabajando con desarrolladores y programadores de software de todas las edades, me voy a atrever a dar una serie de consejos para afrontar este proceso con éxito. Muchos de mis compañeros programadores se están reinventando constantemente y he visto el proceso de cerca muchas veces. Por supuesto estoy abierto a sugerencias, ya que para nada pretendo estar en posesión de la verdad en un tema tan complejo y delicado como este. Os invito a hacerlo en la sección de comentarios de este artículo.

Un posible plan para reciclarte en programador de software

1. Aprende a conocerte mejor

Esto suena a bullshit de autoayuda, pero en realidad es muy importante. Se puede aplicar a cualquier persona que decide cambiar de ocupación profesional tras muchos años trabajando, pero en el caso de nuestro sector se requieren algunos rasgos personales que no son tan comunes. Es cierto que las personas cambiamos con el tiempo y que podemos evolucionar hacia una nueva vocación, pero no es menos cierto que no estamos educados ni entrenados para escucharnos ni a nosotros mismos ni a los demás...

Si de verdad te conoces sabrás si tu feliz idea de convertirte en programador de software viene porque de verdad te gusta y hay algo dentro de ti que te hace "tilín" cuando ves un software, y te preguntas sobre cómo estará hecho o cómo se relaciona la información, o si te paras en un vídeo de YouTube sobre programación, este tipo de cosas... Si por el contrario tu afán de reciclarte hacia la profesión del desarrollo de software es porque sabes que es un campo con mucha demanda laboral y crees que encajarás porque te gustan las pelis de hackers... lo mejor es que te escuches a ti mismo un rato para ver si te parece una buena idea 😜

El primer paso en el camino para convertirse en un desarrollador de software es entenderse realmente a uno mismo. ¿Te gusta de verdad? ¿Tienes la capacidad y la personalidad necesaria para ello? ¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles?

Si necesitas ayuda para saber si es una buena idea, puedes recurrir a hacer un buen test de personalidad, como los que hacen en educación secundaria, e incluso hablar con algún conocido en el sector que te puede hacer de orientador. Antes de emprender el camino es bueno tener la opinión de terceros.

2. Intenta formarte un poco por tu cuenta para probar

Hoy en día existen un sinfín de páginas web y recursos online que te pueden ayudar a formarte un poco, antes de apuntarte un curso serio y con garantías como los que ofrecemos nosotros 😊

El objetivo en esta fase no es que de verdad aprendas a programar, sino probar las aguas un poco. Puedes leer un blog de programación que tenga un poco de todo, como este, ver algunos vídeos en YouTube que te expliquen algunas cosas fundamentales, pero también otras un poco más complicadas (si sólo vieses cosas muy básicas te podrías llevar una idea equivocada).

Lo que quieres en este punto es comprobar si eres capaz de avanzar un poco y asimilar ideas, y sobre todo si te gusta y te motiva. Con este paso podrás decidir si definitivamente te ves programando y, además, en el ínterin, tendrás más tiempo para ir conociéndote mejor y reposar tus ideas.

Abre una cuenta en GitHub y pon todos tus pequeños proyectos en tu perfil. Esto te ayudará a crear un porfolio y reflejará tu dedicación con el paso del tiempo. Es muy motivante ver tus creaciones todas juntas y analizar tus progresos al principio. Este es el tipo de plataformas en las que tendrás que sentirte cómodo si quieres evolucionar.

Trastear durante tu tiempo libre es una buena manera de saber si lo disfrutas lo suficiente como para hacer una carrera profesional de ello, o si prefieres tenerlo como hobby o si consideras finalmente que en verdad todo es un gran error.

3. Fórmate en serio invirtiendo tiempo y dinero

La verdad es que desgraciadamente existe aún mucha mentalidad de "titulitis" en el mundo y muchas veces para un puesto de desarrollador web piden ser licenciado en alguna ingeniería por muy absurdo que parezca (me comentaron un caso así hace dos días).

Aunque yo no soy partidario en absoluto de esta opción, puedes hacer una licenciatura por la UNED o algo por el estilo y eso lo que sí te garantiza es ser llamado para entrevistas de trabajo dado que demuestra que tú querías convertirte en un desarrollador lo suficiente como para invertir dinero y mucho tiempo en ello.

¡¡Por suerte existe otra vía!!

¿Qué haría yo? Si tras los pasos anteriores ya tienes claro de verdad que quieres reciclarte y convertirte en desarrollador, en campusMVP hay una gran selección de cursos online muy "trabajados" y con tutorías de nivel que pueden acelerar el proceso ahorrándote tiempo y dinero, y garantizarte un aprendizaje serio si le pones la dedicación necesaria.

Como puedes acceder desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora, podrás mantener tu trabajo actual mientras te formas en paralelo en tu tiempo libre.

En este punto podrás seguir los consejos que ya ofrecimos en el artículo Conviértete en un desarrollador con trabajo en menos de un año (no sin esfuerzo).

4. Busca empleo aunque sea como becario o a tiempo parcial

Claro que es un incordio tener que labrarse el camino laboral de nuevo entrando a optar a puestos con personas que son 10 o más años joven que tú, pero eso ya lo sabías... Bueno, eres "mayor", ¿y qué? Supéralo. Si no lo haces tú los demás tampoco, porque al final somos lo que proyectamos. Un puesto de principiante te da la libertad de fracasar. Te brindará espacio para aprender y desarrollarte sin tener demasiadas presiones.

Sí, la mayoría de los desarrolladores sénior serán más jóvenes que tú. En el equipo probablemente serás el segundo mayor, después del jefe de programación (o a veces ni eso).

Al principio sentirás presión por el tema de tu edad y por verte empezando de nuevo. En esos momentos tienes que mantener la cabeza fría porque ya el tiempo juega a tu favor si has llegado a este punto. Te darás cuenta de que si cumples con tus funciones a nadie le importará tu edad lo más mínimo, porque así funciona el mundo laboral y lo sabes. Puede parecer que para programar hay que ser alguien joven y a la última, pero eso solo es así en Hollywood (y en Netflix más).

Procura aprender y avanzar en tu tiempo libre, puesto que te van a juzgar por tus habilidades y tu conocimiento y experiencia y no por la edad.

5. No dejes de divertirte

El desarrollo de software es una actividad que se desarrolla a un ritmo extremadamente rápido y la única forma de mantenerse al día es seguir disfrutando. Sigue haciendo cursos que sean divertidos, sigue haciendo proyectos que te mantengan despierto hasta la medianoche. Sigue curioseando y permite que tus intereses evolucionen de forma natural, porque te garantizo que donde empiezas como desarrollador formado no es donde terminarás ni por asomo.

Conozco a un joven compañero que se incorporó a mi empresa pensando que era un desarrollador de Java. Pero a los 3 meses de trabajar se había enamorado del desarrollo web y desde entonces solo hace aplicaciones web con JavaScript, HTML+CSS y Angular.

Si tu mundo laboral se ha convertido en una pesadilla, tienes una oportunidad de oro. No la desperdicies. Tienes la oportunidad de replantearte tu futuro laboral. Si estás en una situación así puedes pensar que no se puede tocar más fondo, pero al mirar hacia atrás te darás cuenta de lo afortunado que has sido al tener que plantearte quién eras tú y qué querías de la vida.

Últimas reflexiones

En el plan que propongo en este artículo el primer punto va sobre aprender a conocerse mejor. Con eso quiero decir que, si realmente quieres ser programador y realmente vales para ello, el hecho de haberse dado cuenta tarde no debe impedir que lo intentes. Todo el mundo pensará que te has vuelto loco, pero hay que confiar en uno mismo.

Tienes que ser lo más pragmático posible y tener mucha curiosidad por aprender, y hacer las cosas con iniciativa propia, con proactividad. Esto es fundamental si quieres dar este paso con firmeza hasta el final. No va a ser fácil y te va a costar muchísimo esfuerzo. Conocerse bien es básico antes de emprender esta transformación. Si no te conoces bien, mejor no lo intentes.

Al final del camino, la satisfacción y la sensación de sentirse realizado compensará todo el trabajo.

Manuel A. Lores Manuel A. Lores González es licenciado en Derecho, especializado en la modalidad económico-empresarial. Tiene mucha experiencia como formador de trabajadores en activo y también como técnico de marketing en empresas del sector del software. En los últimos años además se ha especializado en la creación de contenidos para diversas publicaciones online. Ver todos los posts de Manuel A. Lores
Archivado en: DevFacts | Herramientas

¿Te ha gustado este post?
Pues espera a ver nuestro boletín mensual...

Suscríbete a la newsletter

La mejor formación online para desarrolladores como tú

Agregar comentario

Los datos anteriores se utilizarán exclusivamente para permitirte hacer el comentario y, si lo seleccionas, notificarte de nuevos comentarios en este artículo, pero no se procesarán ni se utilizarán para ningún otro propósito. Lee nuestra política de privacidad.