Menú de navegaciónMenú
Categorías

La mejor forma de Aprender Programación online y en español www.campusmvp.es

?id=9e9aff55-14f4-424e-9850-cb8b570a63a9

Trabajar como programador: 5 "extras" que puedes pactar con la empresa en lugar del salario

Imagen ornamental de una oficina con muchos ordenadores, por Giu Vicente, CC0

Muchos profesionales, a la hora de valorar las oportunidades laborales, tienden a centrarse tan solo en la parte salarial, olvidándose de "los extras". Y es que, cuando recibes una oferta de trabajo, es importante mirar más allá del salario, ya que hay otro tipo de cuestiones que te permiten obtener mejores condiciones y una vida profesional más satisfactoria. No todo en la vida es dinero...

Hace unos años estas cosas parecían propias de otros países y culturas, pero cada vez más empresas y departamentos de recursos humanos en el sector de la programación están abiertas a este tipo de propuestas, incluso a medida para cada persona.

Unos extras adecuados pueden incluso conseguir que un puesto con un salario más bajo sea más satisfactorio que otro mejor pagado pero con unos extras limitados (o sin ellos). Por eso es importante que tomes tus decisiones de forma inteligente.

Los beneficios extra son una forma de remuneración que no se contabilizan como parte del salario, pero que contribuyen a la retribución total. Las empresas utilizan los extras para atraer a nuevos empleados. Algunas empresas pueden tratar de tentarte con pequeñas cosas, como refrigerios en la sala de descanso o la hora feliz del viernes. Pero eso no son más que cuestiones sin importancia. Conviene que consideres cuidadosamente lo que puedes pedir cuando decidas aceptar un trabajo.

Entonces, ¿qué extras merecen ser considerados? Cada empresa tendrá sus propios incentivos, y vale la pena investigar cuáles son los más importantes para ti.

1.- Tus herramientas tecnológicas favoritas

La programación es una tarea intensiva en tecnología. Programar código para la empresa requiere de herramientas especiales a las que también se debería tener acceso desde casa y en los desplazamientos. Estas herramientas incluyen ordenadores portátiles de gama alta que se cambien cada poco tiempo, Internet de alta velocidad y herramientas de otro tipo (por ejemplo, espacio de almacenamiento de datos en la nube) que, aunque no estén relacionadas 100% con tu trabajo puede pagarte la empresa.

Por ejemplo, es posible que necesites un punto de acceso móvil para los momentos en que viajas o te desplazas al trabajo. Es posible que necesites una conexión de fibra rápida en casa para conectarte de forma segura a la oficina. Habla con tu empleador sobre cómo cubrir los costes.

2.- Trabajo en remoto

Cada vez más programadores no encajan en el molde estándar de horarios de 9 a 6 desde la oficina. La inspiración puede llegarte a medianoche mientras estás en la cama. Cuando te entra en la cabeza la forma de programar algo o la solución a un problema, puedes perder la noción del tiempo y terminar llegando tarde a casa o al trabajo. A veces, el hecho de tener un puesto de trabajo físico en la oficina para ir a casa puede hacer que pierdas la pista de tu progreso y tus ideas. Por no mencionar las pérdidas de tiempo en transporte, comer, etc. Además, si tienes hijos o personas que dependen de ti, es una manera indispensable de poder conciliar la vida laboral y familiar.

Algo que puede ser muy interesante, por tanto, es negociar la posibilidad de trabajar a distancia, ya sea a tiempo completo o en horario flexible.

Otra opción sería trabajar días condensados. Por ejemplo, puedes elegir trabajar turnos de 10 horas durante cuatro días en lugar de turnos de ocho horas durante cinco días a la semana.

Si vives lejos de la oficina o esta es muy ruidosa y te distrae, una opción muy extendida es trabajar desde tu casa. Un empleador inteligente debería alegrarse si tiene teletrabajadores productivos y felices.

3.- Proyectos personales en horario laboral

Ser desarrollador te recompensa con las habilidades para llevar a cabo proyectos increíbles en tu tiempo libre, pero no solo eso.

Si tienes un perfil emprendedor puedes negociar con tu empresa para que te permita invertir algunas horas de trabajo a la semana en proyectos personales a cambio de que les informes de tus progresos y acuerdes formas de comercializar esos desarrollos de forma conjunta con tu empresa.

Por ejemplo, si utilizas Swift para crear aplicaciones de iOS para tu trabajo diario, también puedes lanzar tus propias aplicaciones para móviles como un medio de obtener ingresos adicionales para ti o para tu empresa, lanzando un producto mínimo viable propio para ver si hay un mercado para tus ideas.

Google siempre ha sido famosa por sus famosos "proyectos del 20%", que son proyectos personales de cualquier índole que puedes realizar en tu horario laboral, dedicándoles hasta un 20% de tu tiempo. Hay quien los utiliza para proyectos totalmente personales, para colaborar con sus conocimientos con una ONG... pero también hay productos exitosos que han salido de eso, como por ejemplo GMail 😯

Lo bueno de ser desarrollador es que tus habilidades son fácilmente transferibles y permite lanzar proyectos para ti mismo, o de forma conjunta con la empresa, con amigos, o incluso sólo por diversión o con fines formativos. Y esto es también una gran parte de tu satisfacción personal.

4.- Compensación de las horas extra

La carrera profesional de un programador está llena de largos períodos de cierto hastío entremezclados con breves ráfagas de acción frenética. Para la mayoría de los programadores, hay períodos de trabajo muy intensos, como por ejemplo durante la salida de un software o de una versión. Se espera de ti que trabajes muchas horas y días extras durante estas temporadas de puntas de trabajo. Y, claro está, legalmente las horas extra es obligatorio pagarlas, pero muchas empresas ya se sabe...

Si crees que el trabajo tendrá temporadas muy ajetreadas de vez en cuando, intercaladas con otras menos intensas, negocia para que te paguen todas las horas extras o pide un tiempo de compensación en forma de vacaciones (en inglés este término se conoce como "comp time"). El tiempo de compensación es el tiempo libre remunerado que proporciona el empleador a cambio de las horas extras trabajadas.

En cualquier caso no te quedes en una empresa en la que hacer más horas que el reloj sea la norma y no la excepción.

5.- Acciones y participación en capital

En empresas que están empezando, que no tienen claro del todo el modelo de negocio y que han logrado algo de financiación, es habitual que no puedan pagarte tanto como en una empresa consolidada.

Al mismo tiempo, en estas "startup", a veces como desarrollador tus creaciones son las que forman la columna vertebral de los productos y servicios de la nueva empresa. En esos casos, podrías considerar la negociación de opciones de compra o el acceso de alguna forma a las acciones. Aunque con la legislación fiscal y societaria española es mucho más complicado de llevar a cabo que en otros países, esto es algo cada vez más habitual en este tipo de empresas.

Pero claro, una advertencia: un alto porcentaje de estas empresas de nueva creación fracasan. Si la empresa se hunde sin lograr una alta rentabilidad o sin ser adquirida por otro actor de mayor tamaño, cualquier empleado que tenga acciones se irá a casa sin nada. Sin embargo, si crees en la viabilidad del producto y en el equipo, una participación en el capital te da una porción del éxito a largo plazo de la empresa a cambio de renunciar a un salario de mercado al principio. Calcula la capitalización de acciones de tu empleador antes de considerar la negociación de las acciones y el capital social.

Conclusión

No importa lo bien pagado que esté un puesto de trabajo. Si hay aspectos del mismo que disminuyen la productividad y la creatividad, es posible que sientas insatisfacción en tu rol en la empresa. Extras como las herramientas especiales de tu pila tecnológica y los acuerdos de trabajo flexible te permiten seguir trabajando en tus condiciones, con el equipamiento adecuado. Una empresa que ofrece extras en temas de formación te permitirá seguir desarrollando tus habilidades para no estancarte en tu trabajo.

Hay muchas otras fórmulas que te pueden servir. Lo importante es que dediques un tiempo a pensar qué cosas son importantes para ti y las formules en forma de extras de cara a negociarlas con tu empleador.

Negociar los extras adecuados puede marcar la diferencia para tu éxito y la felicidad en tu trabajo.

Cuestiones como la formación y el trabajo flexible significan que puedes mantenerte al día en tus habilidades. Puedes trabajar de una manera que promueva tu productividad. Tener participaciones en una empresa de nueva creación es una forma de trabajar para ti mismo sin arriesgarte tanto como si fueses emprendendor.

Tu salario es importante, pero los extras que negocies pueden tener la misma importancia que tu salario total, así que no los pases por alto cuando aceptes un nuevo trabajo.

campusMVP campusMVP es la mejor forma de aprender a programar online y en español. En nuestros cursos solamente encontrarás contenidos propios de alta calidad (teoría+vídeos+prácticas) creados y tutelados por los principales expertos del sector. Nosotros vamos mucho más allá de una simple colección de vídeos colgados en Internet porque nuestro principal objetivo es que tú aprendas. Ver todos los posts de campusMVP
Archivado en: DevFacts

¿Te ha gustado este post?
Pues espera a ver nuestro boletín mensual...

Suscríbete a la newsletter

La mejor formación online para desarrolladores como tú

Agregar comentario

Los datos anteriores se utilizarán exclusivamente para permitirte hacer el comentario y, si lo seleccionas, notificarte de nuevos comentarios en este artículo, pero no se procesarán ni se utilizarán para ningún otro propósito. Lee nuestra política de privacidad.