Menú de navegaciónMenú
Categorías

La mejor forma de Aprender Programación online y en español www.campusmvp.es

?id=fae9bba6-69da-48fa-ad5a-2ea9cc5d96c2

La trampa de la formación online sin fecha de fin

Imagen ornamental, persona con reloj, por Luke Chesser en Unsplash, CC0

Una de las cuestiones que más nos preguntan los alumnos es por qué nuestros cursos tienen una fecha de fin y no damos acceso de por vida. Aunque siempre se lo tratamos de explicar de manera concisa, hoy voy a intentar hacerlo públicamente y de forma más detallada, porque es una cuestión muy interesante.

Pero antes, déjame que te pregunte algo:

¿Cuántas veces te has anotado a un curso online de pago y no lo has terminado?

Seguro que más de las que te gusta admitir. Y ya no digamos en un curso on-line gratuito o un MOOC ¿verdad?

Es difícil conseguir datos, pero los que se saben son demoledores:

  • Udemy dice que un 70% de los alumnos no empiezan jamás un curso. Lo que es peor, de los que lo empiezan solo terminan alrededor del 30% de los contenidos en promedio. La tasa de finalización de los gratuitos no llega ni al 4%.
  • En el caso de sitios de tipo MOOC (Massive Online Open Course) como Coursera o EdX, las tasas de finalización se mueven entre el 4% y el 10% en las estimaciones más optimistas, y además están bajando cada año. En 2018, por ejemplo, la tasa de finalización promedio fue de en torno al 3%, frente a un 4% en 2016 y un 6% en 2015 según este estudio del MIT publicado en la revista Science (necesitas ser miembro para leerlo entero).
  • Incluso un autor mundialmente reconocido como Seth Godin ha dicho públicamente (a partir de 1:38:40) que el promedio de gente que abandona la formación online es del 97% y que sus propios cursos en Udemy y SkillShare tenían una tasa de abandono del 80%. ¡Y es el freaking Seth Godin!

La formación on-line tiene muchas ventajas, pero la que más a menudo se le suele resaltar es la posibilidad de estudiar desde donde quieras y cuando quieras. Esto es una característica estupenda, pero también es un arma de doble filo.

El motivo es que todos vamos "a mil" todos los días, y más en nuestro sector, en el que todo se mueve incluso más rápido. Debido a ello, lo más habitual cuando la formación no tiene fecha de fin es que acabes todos los días diciendo: "Bueno, hoy ha sido duro y no he podido. Pero lo hago mañana que total tengo tiempo...". Al día siguiente igual y así sucesivamente.

Al final acabas por no hacerlo nunca ya que al no tener un horizonte temporal ni un plan de trabajo, el día a día puede contigo.

La fecha de fin como parte de nuestra metodología

Una cosa que es muy importante entender es que en campusMVP no vendemos suscripciones, sino cursos individuales. Por eso, lo que nos preocupa es que aprendas bien y en un tiempo razonable, no que pagues un mes tras otro porque no acabas de sacar tiempo para hacer la formación. A esto último es a lo que le llamo yo "Modelo gimnasio" porque te apuntas y luego no vas. Los gimnasios viven de los que no van nunca o casi nunca, y muchas empresas de formación que venden suscripciones, pues también.

A nosotros, por el contrario, lo que nos interesa es que aprendas una materia concreta en un tiempo determinado. Y que quedes satisfecho para que más adelante vuelvas a aprender con nosotros.

Cuando haces un curso con campusMVP, antes incluso de empezar, sabes dos cosas:

  • Cuándo terminará (empieza cuando lo compras y tienes el tiempo estipulado para hacerlo)
  • Cuánto tiempo de dedicación estimamos que debes tener cada semana (lo reevaluamos además cada pocos meses)

Esta información viene en primer lugar en todas las fichas del curso:

Ejemplo de estos datos en uno de nuestros cursos

La idea es que te puedas centrar en aprender y te lo tomes en serio. Pero además no nos limitamos a darte acceso a un contenido de calidad y ya está. Todos nuestros cursos van con una hoja de ruta integrada de modo que sepas en dónde deberías estar en cada momento y si te estás quedando atrás o no le dedicas el tiempo necesario.

Por ejemplo, este es un trozo de la planificación de un curso personalizada para un alumno, a la que tiene acceso en todo momento:

Un fragmento de calendario de un curso

En este caso se ve que el alumno ha completado a tiempo el módulo 6, que dentro de 5 días debería haber completado ya el módulo 7, y que en 16 días debería haber realizado la evaluación final del curso.

No solo eso, sino que cada vez que un alumno entra en un curso tiene una vista previa de los parámetros más importantes, para que sepa cómo va, y se le muestran los hitos que tenga pendientes además de los próximos:

Ejemplo de info en portada de un curso para un alumno

Por ejemplo, en este caso lleva mal uno de los módulos y tiene otro inminente, así que debe darle un empujón.

Finalmente, no solo tienes estos hitos de estudio y la dedicación, sino que tanto el propio tutor como el personal de atención al alumno de campusMVP están atentos a tu desempeño, y te darán pequeños "empujones" si ven que es necesario. Por ejemplo, escribiéndote un correo si hace varios días que no entras o si ven que te quedan pocos días para terminar y no has hecho aún la evaluación final (¡no conviene dejarla para el último día!) entre otras muchas cosas a las que están atentos todo el tiempo.

Así que, teniendo claro cuándo acaba un curso y cuánto debes dedicarle, y gracias a una planificación detallada y a gente que siempre está pendiente de ti, en campusMVP conseguimos en 2018 unas tasas de finalización del 87% en nuestros cursos. Probablemente la más alta de todo el sector.

En resumen

En campusMVP tenemos claro que tu día a día es muy demandante y que todos estamos inundados de información todo el tiempo. Por eso nuestros cursos no solo te ofrecen un material ordenado y progresivo de gran calidad, sino que te lo entregamos con una hoja de ruta personalizada para que puedas aprender bien la materia en un tiempo predecible. Además tenemos un equipo de personas pendiente de ti y de tu desempeño, dándote pequeños "empujones" si lo necesitas.

Evidentemente no llega con eso, sino que tú, como alumno, debes poner esfuerzo y constancia. Esto es indispensable. Pero te resultará mucho más fácil hacerlo si dispones de todas estas herramientas.

Finalmente, sabemos que para aprender a programar necesitas una cierta constancia o no lo conseguirás. O por lo menos el aprendizaje no será tan efectivo. Aunque pueda parecerlo, no es lo mismo aprender una misma materia en 3 meses que en 6. En muchos casos tener el doble o el triple de tiempo es contraproducente, porque el aprendizaje requiere también de cierta intensidad para no perder el hilo y practicar los conceptos tras haberlos aprendido, dentro de un intervalo de tiempo determinado. Por eso fijamos unos tiempos concretos que pensamos que son los apropiados para hacer el curso con el máximo aprovechamiento.

Como ves, en todo este plan metodológico, la fecha de fin juega un papel muy importante para que no disperses tu atención, mantengas el foco y aprendas cada cosa cuando toca, con la intensidad apropiada.

Espero que este texto haya servido para aclarar nuestra filosofía al respecto 😊

José Manuel Alarcón Fundador de campusMVP, es ingeniero industrial y especialista en consultoría de empresa. Ha escrito diversos libros, habiendo publicado hasta la fecha cientos de artículos sobre informática e ingeniería en publicaciones especializadas. Microsoft lo ha reconocido como MVP (Most Valuable Professional) en desarrollo web desde el año 2004 hasta la actualidad. Puedes seguirlo en Twitter en @jm_alarcon o leer sus blog técnico o personal. Ver todos los posts de José Manuel Alarcón
Archivado en: General

¿Te ha gustado este post?
Pues espera a ver nuestra newsletter...

Suscríbete a la newsletter

La mejor formación online para desarrolladores como tú

Agregar comentario

Los datos anteriores se utilizarán exclusivamente para permitirte hacer el comentario y, si lo seleccionas, notificarte de nuevos comentarios en este artículo, pero no se procesarán ni se utilizarán para ningún otro propósito. Lee nuestra política de privacidad.