Menú de navegaciónMenú
Categorías

La mejor forma de Aprender Programación online y en español www.campusmvp.es

?id=60919136-4bf4-4e8d-ac6a-1936a8cd3a9f

¿Crees que eres demasiado mayor para aprender a programar?

 

Desde hace varios años nos “han vendido” la idea de que Silicon Valley es el paraíso de los amantes de la tecnología, donde uno aspira a trabajar en empresas como Apple, Cisco System, Google, Intel, LinkedIn,  Mozilla o Twitter.

Sin embargo, este paraíso parece estar vetado para los mayores de 35 años. Según un reportaje publicado por la famosa revista “New Republic”, tanto las firmas de capital riesgo como las propias start-ups rechazan a todo aquél (da igual que sea potencial trabajador o inversor) de “edad avanzada”.

Entonces, ¿qué futuro te espera una vez que cumplas los 35 años?

En internet puedes encontrar numerosas respuestas, algunas incluso con pretensiones de ser considerados como estudios sociológicos incluyen cifras y porcentajes que sólo ellos saben de dónde salen.

Sin embargo, en medio de tantas especulaciones hay una respuesta que destaca por tratarse de una historia real. Se trata de la respuesta que Frank Jernigan escribió en Quora  contando su propia experiencia. Nos ha gustado tanto que le hemos pedido permiso a su autor para traducirla y así poder compartirla con todos vosotros. A continuación encontraréis la historia de Frank Jernigan, pero si preferís el original no tenéis más que seguir este enlace.

La historia de Frank Jernigan

Frank Jernigan entró a trabajar en Google como ingeniero de software en el año 2001 cuando tenía 55 años. ¡Sí has leído bien, cin-cuen-ta-y-cin-co! Durante los años que estuvo en Google era el empleado “más viejo” de la empresa.

No tenía un puesto de director, ni siquiera de jefe de proyecto, era un programador más que formaba parte de un equipo en el que la media de edad era 30 años. Su edad no suponía un problema para sus compañeros y él siempre se sintió como parte del equipo.

Según sus propias palabras: There is no such thing as being “over the hill.” Es decir, nunca se es demasiado mayor para hacer cualquier cosa. Lo realmente importante es no quedarse desfasado, para lo cual se necesita un aprendizaje continuo. Jernigan empezó su carrera en el año 75, trabajaba con tarjetas perforadas y programaba en Fortran y PL/1.

En los 80 tuvo la suerte de toparse con un profesor que creyó en él y le dio la oportunidad de formar parte de su equipo de investigación. Entonces, además de aprender programación se dio cuenta de que lo más importante era estar al tanto de todas la novedades tecnológicas, lo que le obligó a dedicar parte de su vida a reciclarse constantemente.

A mediados de los 80 la POO (programación orientada a objetos) atrajo su atención, y aunque él seguía usando Lisp en su trabajo, se empapó de esa nueva tecnología. Así, tras estar 10 años trabajando con Lisp, a principios de los 90 pasó a programar en C++ (lenguaje orientado a objetos que se popularizó en esa época).

Pocos años después la web entró en escena, así que decidió aprender desarrollo web, para lo cual tuvo que aprender HTML y JavaScript.

¿Cómo pudo Jernigan avanzar como programador durante los 20 años descritos? Sencillo, su clave era formarse continuamente.

La mayor parte de los programadores de su quinta, con el tiempo o bien se habían convertido en jefes de proyecto y aspiraban a ocupar puestos de mayor responsabilidad, o bien, se habían quedado tan desfasados en sus conocimientos de programación que solo tenían dos opciones, o el paro o cambiar radicalmente su orientación profesional.

A Jernigan se le daba muy bien programar. Es más, la mayoría de sus jefes pensaban que, no solo tenía talento como desarrollador, si no que probablemente llegaría algún día a ser jefe de equipo. Cuando lo promocionaron, él siguió “picando” código igual que antaño hasta que un día lo vio su superior y le dijo: “¿Pero qué haces escribiendo código? ¡Ahora eres jefe de proyecto!” Fue entonces cuando realmente se dio cuenta de que a él lo que de verdad le gustaba era programar y no dirigir personas. Y además ¡era muy bueno en lo que le gustaba!

En varias ocasiones le dijeron que si no seguía la progresión natural dentro de una empresa (o sea, si no escalaba posiciones), nunca podría jubilarse. Sin embargo, él no comprendía por qué tenía que dejar de programar y dedicarse a hacer algo totalmente diferente y con lo que no disfrutaba. Cada vez que daba el paso lo único que conseguía era estresarse y sentirse estúpido pues no se consideraba un buen jefe.

Entonces en 1996 tomó una difícil decisión (especialmente si tenemos en cuenta el ambiente competitivo y hasta a veces agresivo que se respira en las empresas de USA), “nunca volvería a ser jefe”.

En el año 2000 decidió trasladarse de Boston a Silicon Valley, justo poco antes de que la burbuja de las puntocom estallase. Tras ser despedido de la empresa en la que trabajaba, un amigo suyo envió su CV junto con una carta de recomendación a un pequeña empresa de unos 200 trabajadores. Cuando le hicieron una primera entrevista telefónica le dejó muy claro a su interlocutor que no tenía ningún interés en ser “director de nada”. Marissa Meyer (ella era la que estaba al otro lado del teléfono) le respondió que eso era lo que estaba buscando: gente con muchos años de experiencia que no quieran ser jefes.

Tuvo la oportunidad de su vida precisamente porque no quería gestionar a un equipo de personas. Esta experiencia no hizo más que reafirmar sus creencias: “si descubres lo que quieres hacer en tu vida, dedícate a ello y hazlo lo mejor que puedas, seguro que encontrarás alguna manera que haga que funcione”.

Cuatro años después se jubiló. Pero eso no ha sido excusa para abandonar la tecnología. De hecho no ha dejado de aprender y disfrutar con ello. Lo último que ha decidido aprender es Ruby, y ahora está trabajando en Ruby on Rails.

Su consejo es: "haz lo que de verdad te gusta y no permitas que nada te desvíe de tu camino. Siempre que puedas ayuda a los demás con amabilidad y generosidad. Y nunca temas convertirte en alguien irrelevante".

Por si no has hecho los cálculos, Jernigan tiene ahora 69 años y nunca ha dejado de formarse.

Fecha de publicación:
campusMVP campusMVP es la mejor forma de aprender a programar online y en español. En nuestros cursos solamente encontrarás contenidos propios de alta calidad (teoría+vídeos+prácticas) creados y tutelados por los principales expertos del sector. Nosotros vamos mucho más allá de una simple colección de vídeos colgados en Internet porque nuestro principal objetivo es que tú aprendas. Ver todos los posts de campusMVP
Archivado en: General

¿Te ha gustado este post?
Pues espera a ver nuestro boletín mensual...

Suscríbete a la newsletter

La mejor formación online para desarrolladores como tú

Comentarios (7) -

Yo "a mis cuarenta y pocos tacos", que decía Sabina, sigo de developer y también he pasado por la experiencia de ser Jefe de Proyectos... y al igual que el bueno de Frank también vi que "esto no es pa' mi". Con lo cual volví a lo que de verdad sé hacer y con lo que disfruto (ergo con lo que soy *productivo* para mi empresa): desarrollar.

Y... tarjetas perforadas como Frank no, pero con 15 añitos el assembler del Z80 del Sinclair Spectrum sí que lo toqué bastante... ;-)

Responder

WOW ! Z80 Specrum ! Yo también empecé con esa a los 9 años y luego pasé a una Comodore 128, que era más parecida al teclado de una PC "de verdad" en esa época. A mi me ha pasado exactamente lo mismo. Tengo más de 10 años como Front End y algo de Back End tambien y realmente es lo que me gusta. A pesar de mi experiencia, gerenciar, manejar personal y gestionar proyectos no es lo que me gusta, ya que hay que prender nuevas cosas, así no sea tan complicado como aprender a programar un Framework, igualemente hay que saber ya más de administración y gestión de proyectos, seguimiento, estar encima de los programadores, rendir cuentas a los superiores (que en estos casos normalmente ya son los dueños o vice presidentes de las empresas), lidear con clientes, estar en muchas reuniones, etc.....y bastante alejado de los códigos y de la programación, simpelmenete porque ya no hay tiempo para eso....con todo lo demás. Pero el otro problema real que también tenemos que afrontar quienes sentimos "PASION" por programar (y no lo hacemos simplemente por hacer un trabajo y listo), es el tema de los salarios. Si bien hay muchas empresas donde los programadores natos pueden ganar muy bien, en muchos casos, sólo con posiciones como gerentes de proyectos, webmanager o directores del área se pueden aspirar a sueldos competitivos y estar eternamente con un pago que "medio" alcance para vivir....esto me parece un poco injusto, pero es así, y es lo que hace que muchas veces tengamos que vernos obligados a aceptar un cargo gerencial por las mejoras económicas y dejar la programación para hobbie en nuestras casas.....pero un programador nato es el que siente pasión por lo que hace y difícilmente querrá dejar de programar, tenga la edad que tenga. Yo espero seguir haciendo esto por muchos años más (al menos hasta que tenga vista). Saludos !

Responder

Hola Neux, muchas gracias por compartir tus experiencias con todos nosotros.

Esperamos que la programación te siga dando muchas alegrías y que nunca te falte ni vista ni pasión :)

Recibe un afectuoso saludo!

>>>>El equipo de campusMVP.

Responder

Recomiendo la lectura del artículo original: la traducción es, en realidad, una interpretación, y me llama la atención algunos datos que se quedan fuera y que desvirtúan la historia.

Responder

Hola Miguel:

Muchas gracias por tu comentario.

Evidentemente no se ha traducido el post de Frank punto por punto ya que es bastante largo, y el que esté interesado tiene un enlace al texto original. Lo que hemos hecho es resumir los puntos claves que él explica sin entrar en los detalles.

Por otro lado, nuestra "interpretación" cuenta con el visto bueno del propio Frank Jerningan, por lo que en ese sentido estamos muy satisfechos. Sin embargo, sentimos curiosidad por tu comentario y te agradeceríamos que concretases por qué se desvirtúa la historia. ¿Podrías dar algún ejemplo?

De nuevo, gracias por comentar.

Responder

Juan Carlos
Mexico Juan Carlos

Lo evidente es que es un post tendencioso para que quien lo lea piense en formarse/capacitarse. Buen contenido de venta.
A eso se refiere el comentario, cuando dice que lo desvirtua. Cuando no se quiere ver lo evidente no hay forma de hacerlo notar.

articulo sobre formación continua, empresa que ofrece formación, campus, compra nuestros cursos de formación

Por cierto muy buenos sus libros, lastima que no los encuentres en librerías en México.

Responder

campusMVP
Spain campusMVP

Hola Juan Carlos:

Gracias por tu comentario.

En lo que se refiere a nuestros libros no los encontrarás ni en las librerías de México, ni en las de España. Véndemos exclusivamente a través de internet, por lo tanto o lo compras directamente en nuestra tienda o bien en "librerías" que dispogan de catálogo electrónico como Barnes& Nobles o bien en Amazon.

Responder

Agregar comentario

Los datos anteriores se utilizarán exclusivamente para permitirte hacer el comentario y, si lo seleccionas, notificarte de nuevos comentarios en este artículo, pero no se procesarán ni se utilizarán para ningún otro propósito. Lee nuestra política de privacidad.